Categoría: Dolor Crónico

La enfermedad y la familia

Cuando una persona tiene una enfermedad no sólo le afecta a él. El sufrimiento se extiende a su familia e incluso a su entorno social.

“No estás solo”
Eso queremos oír cuando nos sentimos mal, porque la lucha contra la enfermedad es dura, sobre todo cuando está en juego la vida o se trata de un problema crónico que implica empeoramiento de la calidad de vida.

En el caso de las enfermedades que pueden acabar con la vida es fácil entender el sufrimiento, miedo y otras emociones negativas asociadas y como va a influir en su familia.

En las enfermedades crónicas tal vez a simple vista no sea tan evidente, pero se ve claramente si, por ejemplo, pensamos en personas con dolor crónico, como lumbalgias postquirúrgicas, Fibromialgia o enfermedades reumáticas. El paciente no se va a morir por estas enfermedades, pero el dolor constante, la fatiga, las dificultades de movimiento, los problemas para dormir… implican un gran sufrimiento y empeoramiento de su calidad de vida. Cómo no va a repercutir en su familia!!!!

Algunos pacientes me comentan su preocupación por este aspecto y se sienten culpables por ello… no podemos olvidar que es algo que uno no elige, no podemos ser culpables de algo que no decidimos sino que nos viene.

¿Qué se puede hacer en familia para afrontar esta situación de la mejor manera para todos? a lo largo de mis años de trabajo estas son las estrategias que más útiles han sido a mis pacientes:

– Apoyarse los unos en los otros, mantener conversaciones abiertas sobre la situación y las implicaciones para cada uno, las emociones que se sienten y lo que se piensa sobre la situación. Así se pueden aclarar errores que se asumen por no hablar del tema. No hablar de ello no supone que no exista.

– Evitar caer en el error de que la enfermedad sea el centro de la vida de la persona o de su familia. En la vida hay muchas cosas y hay que darle importancia a todas sin olvidar ninguna. Por ejemplo, una de las primeras cosas que se abandona es el ocio, esto repercute negativamente en el estado de ánimo individual y familiar, por lo tanto es muy importante encontrar momentos agradables tanto individuales como compartidos.

– Los familiares no pueden ser los “solucionadores” del problema, son un apoyo fundamental, pero no pueden ponerse el peso de solucionarlo, porque no tienen esa capacidad y se frustrarían, con que hagan su papel de apoyo ya es un gran empuje para el enfermo.

– Ajustar los roles familiares: todos asumimos tareas y roles como propios en la familia, con el paso del tiempo los vamos ajustando de forma natural según nuestras capacidades y necesidades. La enfermedad es otro momento de ajuste que requiere una adaptación aunque a veces no resulta fácil, pero una vez ajustado todo va mejor.

– El cuidado del cuidador es tan importante como el del enfermo, si el cuidador no tiene momentos para sí mismo llegará un momento en el que no podrá afrontar la situación por fatiga física y psicológica, tomarse tiempo para si mismo de descanso, ocio y autocuidado previene este problema.

También pedir ayuda a los profesionales que sea necesario como médicos, psicólogos, rehabilitadores físicos, enfermeras y trabajadores sociales… facilita la situación y disminuye el sufrimiento de toda la familia.

¿Qué relación tiene la psicología con el tratamiento de opioides?

Presentación de los retos actuales del tratamiento del dolor con opioides celebrado el el marco de los Cursos de verano El Escorial 2018.

La semana pasada participé en el curso ‘Retos actuales del tratamiento del dolor con opioides’, organizado por la Sociedad Española del Dolor, dentro de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid.

Una experiencia muy interesante, aunque aparentemente los opioides y la psicología tienen poco que ver.

Lo primero que me preguntaron en la mesa que participé con Rosa Mª Mateo, periodista, Inmaculada Failde, Ignacio Velázquez especialistas en medicina preventiva y epidemiología y Concepción Pérez, directora de la Unidad de Dolor del Hospital de la Princesa fue precisamente qué podía aportar la psicología en este tema.

Muchos pacientes con dolor crónico tienen recetados opioides ya que el dolor no se puede controlar con otros fármacos, este tipo de dolor genera un gran sufrimiento en los pacientes y su entorno.

Los aspectos psicológicos más importantes en relación a los opioides, desde mi punto de vista, son los relacionados con la adherencia a las pautas del tratamiento y la relación que se establece con este tipo de fármacos y la opinión de otros profesionales o familiares sobre ellos.

Seguir las pautas del médico especialista en dolor es fundamental para obtener los resultados deseados, sin embargo, el miedo a los fármacos, el deseo de encontrar una solución a un problema de larga duración y que provoca tanto sufrimiento, las opiniones de otras personas relacionas con el paciente y otros aspectos psicológicos pueden influir en el seguimiento de dichas pautas y complicar la situación.

En cuanto a la adicción se han realizado varios estudios para detectar pacientes con mayor susceptibilidad a adicciones y como ayudarles a mejorar esta situación, pero aún queda mucho por investigar en este aspecto.

Las emociones asociadas a los opioides son diversas, en el curso se habló de opiofobia y opiofilia tanto entre los pacientes, como entre los familiares, los profesionales sanitarios que tratan con pacientes con dolor crónico y la sociedad en general. La importancia de una visión objetiva de esta situación es fundamental para un uso adecuado de estos fármacos y así conseguir un tratamiento más eficaz para los pacientes.

Algunas de las conclusiones del curso son: “Los opioides no son buenos ni malos; están bien o mal utilizados, que es diferente, y se trata de evitar riesgos a la población” (Dra. Pérez).

También se subrayó la importancia de informar a los pacientes y de que participen en la toma de decisiones del tratamiento con opioides con la coordinación multidisciplinar de los profesionales que trabajan con el paciente para mejorar la eficacia de los tratamientos tanto farmacológicos como tratamientos intervencionistas (bloqueos, radiofrecuencia, neuroestimulación…), y también se dio importancia al apoyo psicológico de los pacientes como parte fundamenta en el tratamiento del dolor.

Otras conclusiones del curso se pueden leer aquí

Paciente activo con Artritis Reumatoide

La implicación de los pacientes en su tratamiento siempre es fundamental, pero cuando hablamos de enfermedades crónicas aún más.

A través de este programa de ConArtritis se pretende darles herramientas para mejorar su calidad de vida de una forma proactiva.

Me siento afortunada de formar parte de este proyecto. Deseando empezar!!! puedes leer la noticia aquí.

Curso avanzado de abordaje psicológico del dolor.

Tras dos años realizando el curso básico sobre el abordaje psicológico en el dolor, este año nuestros alumnos nos han solicitado un curso avanzado, para profundizar en este tema tan interesante.
Siguiendo esta solicitud hemos creado un curso centrandonos en patologías específicas que cursan con dolor así como en las caracerísticas especiales que tiene la atención psicológica según la edad de los pacientes.
Esperamos que os resulte interesante.
Para más información sigue el siguiente enlace de la página del COP de Madrid: pulsar aquí.
Almudena Mateos - Psicóloga - Talleres y Terapia de Grupo 1

Dolor, memoria y estrés: Cómo se relacionan.

¿Tienes dolor y sufres problemas de concentración y memoria? No eres el único, a muchas personas con dolor crónico le ocurre.

Nuestra capacidad para fijar la atención en una tarea es limitada, cuando un estímulo es nuevo o muy potente tiene mucha capacidad para captar nuestra atención.

El dolor es una experiencia compleja y desagradable que condiciona toda nuestra vida, por lo tanto, tiene la capacidad de absorber nuestra atención casi plenamente, esto dificulta la concentración y la memoria en otras tareas provocando errores o despistes como olvidar donde se dejaron las llaves al llegar a casa, o la hora de una cita médica.
Si a esto le sumamos el estrés que provoca el propio dolor u otra situación de la vida, todo se vuelve aún más complejo. Necesitando en muchos casos el asesoramiento de psicólogos especialistas en dolor para manejar esta situación.

En el siguiente post te explico qué está ocurriendo. Pinchar aquí.
¿Cuál es tu experiencia al respecto? si te apetece puedes comentarlo a continuación.

Entender a los pacientes con dolor y el papel de los psicólogos en su tratamiento.

Hace unos días me entrevistaron en Radio Nacional, como psicóloga experta en el tratamiento del dolor crónico. Fue una experiencia muy interesante, tengo que decir que Juan Fernández Vegue me lo puso fácil, me hizo preguntas interesantes y me demostró su interés por mi trabajo y por los pacientes a los que intento ayudar y es,o para mi, es lo más importante.

Son muchos los pacientes que sufren dolor crónico, de ellos y del papel de los psicólogos en su tratamiento hablamos el 17 de noviembre, en la I Jornada de Psicología y Dolor de la Sociedad Española de dolor, en el Colegio de Psicólogos de Madrid, resultó muy interesante y aprendimos mucho unos de otros.

Pero ¿entiende la sociedad el sufrimiento de los pacientes con dolor? mi principal deseo en la entrevista era acercar a toda la población la situación por la que están pasando estos pacientes y qué podemos hacer los psicólogos para ayudarles. Espero haberlo conseguido!!!

Si os interesa podéis escuchar la entrevista en el siguiente enlace:

¿Para que sirve ir al psicólogo cuando se sufre dolor crónico?

Lo primero que pregunto a mis pacientes con dolor crónico es si saben por qué el médico les ha derivado a mi consulta. La mayoría de la gente me contesta: “Pues no lo sé, yo no estoy loco, a mí me duele de verdad!!”

 

Y tienen razón, los pacientes con dolor crónico no tienen un problema mental. Sin embargo, el dolor afecta a tantas esferas de la vida y provoca tanto sufrimiento, que un apoyo psicológico es esencial.

Es frecuente también que cuando se sufre ansiedad, depresión estrés o algún problema personal, el dolor se incremente. ¿Quién no conoce el caso de alguien que cuando se disgusta le duele la cabeza o tiembla cuando tiene miedo o suda con la ansiedad? Todo esto son respuestas de nuestro cuerpo a un estado emocional, por lo tanto es fácil ver la relación del dolor con el estado de ánimo.

De hecho el tratamiento recomendado por los especialistas para esta enfermedad es el tratamiento multidisciplinar y cada vez son más las Unidades y Clínicas de Dolor que viendo la necesidad de apoyo psicológico están incorporando psicólogos a su equipo.

 

Esta relación es tan importante que incluso la definición de dolor de la IASP (International Asociation of Study of Pain) incluye aspectos físicos, emocionales, cognitivos (del pensamiento) y sociales como parte propia de la “experiencia de dolor”.

Por ejemplo, ¿cuándo nos pisan con un tacón puntiagudo que nos pasa?

  • Tenemos la sensación física que llamamos dolor y una respuesta de nuestro cuerpo en general: se acelera el corazón y la respiración, se genera tensión muscular, a veces el dolor es tan fuerte que lloramos de dolor.
  • Nos vienen pensamientos sobre si hay alguna lesión y otros pensamientos poco agradables.
  • Como consecuencia a estos pensamientos sentimos emociones como miedo, o angustia.
  • Nuestras prioridades cambian, ahora lo importante es que se vaya el dolor, así que se altera nuestro entorno social, llegamos tarde pero no podemos hacer nada.

¿Podemos imaginar las consecuencias de que ese dolor se mantenga? Eso es el DOLOR CRÓNICO.

Este tipo de dolor no es una alarma de nuestro cuerpo, como el dolor agudo y no tiene ninguna función, es un dolor que se ha mantenido sin ningún objetivo y al ser constante y por tanto tiempo, resulta aún más difícil de sobrellevar.

 

Las consecuencias negativas en la vida de la persona que lo sufre se multiplican:

  • No se pueden hacer cosas que antes se hacían o no de la misma forma.
  • A veces es necesario pedir ayuda para las tareas más básicas.
  • Las bajas laborales se prolongan y eso no siempre es entendido, eso si no se pierde el trabajo, provocando problemas económicos y de autoestima.
  • Las obligaciones domésticas y familiares también se ven afectadas.
  • El ocio y ejercicio físico es de lo primero que se pierde con el dolor y con ello el buen estado de ánimo y la salud.

 

Sobrellevar el dolor no es fácil, los psicólogos además de ayudar en el afrontamiento del dolor podemos enseñar técnicas de relajación para el disminuir la tensión muscular y la ansiedad, podemos ayudar a superar esos pensamientos y las emociones que van asociados al dolor y tanto hacen sufrir.

I JORNADA APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA AL TRATAMIENTO DEL DOLOR

El dolor crónico es una experiencia multidimensional y requiere un tratamiento multidisciplinar.

¿Quieres conocer que puede aportar la Psicología al tratamiento del dolor crónico?

Si eres paciente puedes acceder a una anterior entrada de mi blog, en la que explico por qué es conveniente acudir al psicólogo cuando se sufre dolor crónico: http://almudenamateos.es/porque-ir-al-psicologo-si-me-duele/

Si eres profesional de la psicología u otra profesión sanitaria, con interés en el estudio y tratamiento del dolor crónico, te recomiendo este evento en el que estoy encantada de participar, con varias de las personas que más saben de psicología y dolor de nuestro país.

 

JORNADA DE PSICOLOGÍA Y DOLOR

 

El 17 de noviembre celebramos la I Jornada de Psicología y Dolor de la Sociedad Española del Dolor, en colaboración con el Grupo de Trabajo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Hablaremos de la evaluación del dolor, del abordaje multidisciplinario del dolor, presentaremos varios casos y otros temas de gran interés.

Espero que sea de vuestro interés, en este enlace se puede acceder al programa https://www.sedolor.es/evento/i-jornada-del-gtsed-de-psicologia-y-dolor/.

La enfermedad y la familia

Cuando una persona tiene una enfermedad no sólo le afecta a él. El sufrimiento se extiende a su familia e incluso a su …

¿Qué relación tiene la psicología con el tratamiento de opioides?

La semana pasada participé en el curso ‘Retos actuales del tratamiento del dolor con opioides’, organizado por la Sociedad …

Paciente activo con Artritis Reumatoide

La implicación de los pacientes en su tratamiento siempre es fundamental, pero cuando hablamos de enfermedades crónicas …